Clasismo y familia venezolana


D681DFF3-856B-4A4E-88D0-947C7AFE3242

Por:Freddy Blanco

La sociedad venezolana estuvo y ha estado marcada por las diferentes clases sociales delimitadas a su vez por las diversas etnias, unas existentes y otras invasoras en este país sudamericano. En un principio estas etnias la conformaban los invasores españoles e indígenas nativos, que posteriormente fueron acompañadas por los africanos secuestrados de la madre Africa y esclavizados en estas tierras. Más tarde, surgirían las diferentes castas, producto de la unión de las distintas etnias sin dejar atrás las diferencias y como se concebía el poder.

La clase dominante la conformaban los españoles, los cuales eran minoría. Este grupo estaba integrado por terratenientes, hacendados, comerciantes de la corona, mineros y funcionarios políticos y eclesiásticos, todos violadores de los derechos fundamentales de la vida.
Pero como los españoles no traían sus mujeres en los barcos, muchos violaron a las nativas. Esta unión aberrante de españoles con indígenas dio lugar a lo que aún siguen denominando muchos intelectuales el mestizaje para diferenciar en su carácter étnico y la posición en la pirámide social. La población indígena y la africana quedaron relegadas a ser vasallos y tributarios de la corona. Un mestizaje sangriento, aberrante. Los que no se “españolizaron” quedaron marginados ocupando la más baja posición en la distribución política territorial como sigue siendo hasta ahora.

¿Cómo estaba conformada la sociedad colonial venezolana?

Blancos criollos.
Descendientes de españoles nacidos en Venezuela, poseían la riqueza agrícola y ganadera. Eran terratenientes y ostentaban títulos de nobleza.
Indios
El mayor porcentaje de ellos vivía en la selva. Prestaban servicios personales a misioneros y encomenderos.
Africanos y sus descendientes Obligados a trabajar en las haciendas en carácter de esclavizados. A su vez, los manumisos eran los que arrendaban la tierra a sus dueños, y los cimarrones, eran los que escapaban de sus amos.
Pardos
Eran el producto de la unión entre blancos, africanos e indios. Al ser hijos “ilegales” carecían de derechos. Era el grupo más numeroso de la población. Se dedicaron a ser artesanos, comerciantes menores y asalariados.
Mestizos
Eran descendientes de blanco e india.
Mulato
Eran descendientes de blancos y africanas.
Zambos
Eran descendiente de indio y africanos. Después de la lucha por la independencia ocurrida en 1811, las Constituciones de 1811 y 1830, marcaron aún más las diferencias étnicas. Al extremo que solo tenían derecho a la educación los españoles y sus hijos, dejando a todos las demás etnias en el total analfabetismo.
Por esas razones de clase, las esclavitudes de las metrópolis tenían adversarios naturales: sus opresores los dueños de las haciendas de cacao, caña y café que eran, además, personajes de la política estructural. De ellos dependía la aplicación de leyes represivas, el cumplimiento de las disposiciones de castas, de las leyes de india que imponían los más crueles castigos y prohibían la libre circulación de los esclavizados, impedían que cargasen dinero, pautaban con quien y quienes casarse estas contradicciones existían entre los amos que eran especialmente criollos pues los españoles eran relativamente pocos al igual que los esclavizados.
Para este último grupo se aliviaba, convirtiéndose en cimarrones, fundando comunidades multifamiliares independientes llamados cumbes que muchos sobrevivieron gracias al comercio clandestino, el contrabando, especialmente del cacao. Aunque grandes conjuntos permanecieron como productores en las hacienda bajo la amenaza de la represión de los poderoso de entonces.

Esta realidad parece no acabarse aun en pleno siglo XXI, a pesar de los grandes esfuerzos del comandante Hugo Chavez y la constitución aprobada por el pueblo en 1999 sigue sin concretarse la igualdad social y esta continua inmóvil aunque con nuevos actores.

La Familia Venezolana.

La división entre la familia, comunidad y estado político ha conducido a proyectar todos los sentimientos sociales a tal punto, que uno pasa a ser un ídolo por encima del hombre y la mujer el otro a ser un sustento del gobierno y la familia en su pleno rompimiento. El desamparo actual a la familia por las fuerzas políticas que nos gobiernan se revela palmariamente en la depresión económica y la guerra impuesta por el imperio Norteamericano libreto que ha sido el mismo a lo largo de la historia y que jamás ha dejado de ocurrir, estos fenómenos sociales han aparecido como si fueras desastres naturales para unos y no como lo que realmente es para otros una guerra sin cuartel a la familia venezolana que cada día se encuentra desmembrada.

Sigue siendo un aspecto del problema difícil de hacer admitir el lento avance en materia económica y social de las familias constituidas en la cuarta y en el proceso bolivariano ya que se pone en evidencia el proceso de alineación a la que han sido sumergidas a lo largo del tiempo por las grandes elites políticas, religiosas y la ciencia, familia pobre cuando tienen problema a lo interno recurren al brujo de la comunidad o a la iglesia cristiana creyendo que allí está la solución de su problema, la familia de ricos o clase media acuden a los psicólogos o siquiatras, los familiares de los políticos de la más alta esfera aún sigue siendo un misterio quien soluciona sus problemas pues estos pueden solucionarse con dinero o por tan solo tener el apellido de su representado.

Aun con la crisis que vive Venezuela la unión familiar sigue siendo un problema de clases. Como activador social antiimperialista es una responsabilidad que nos incumbe, tal concepción es difícil admitirla y más si no comprenden la concepción étnica social de la familia, incluso por los grandes activistas de la izquierda venezolana, es necesario comprender que cada vez cobra más importancia: a saber la especificación del lazo colonial y el proceso de liberación de las y los cimarrones que constituyeron espacios libertarios en familia ejemplo de ello el cumbe de Ocoyta Manucha Algarin y Guillermo Ribas.

Nuestro papel, digámoslo, es simplemente, neutralizar debilitar y destruir en la medida de lo posible este pulpo enloquecido nuestro trabajo debe ser de organización y fortalecer el seno de la familia venezolana partiendo de la filosofía del Maestro Padre de la Nacion Africana Julius Nierere y su preocupación por alcanzar una sociedad más justa Ujama (espíritu de familia o familia ampliada en swahili) bajo su concepto explicaba qué el socialismo, a diferencia de Europa, radica en el germen de la sociedad africana pese al terremoto de la imposición colonial. Partiendo de la base del socialismo y la democracia como actitudes mentales, rescató de las sociedades africanas tradicionales los valores esenciales de la familia el trabajo era la base de la sociedad.

Presidente Nicholas Maduro más allá de la caja claps retome los créditos familiares e incluya la familia en sus líneas estratégicas para su nuevo gobierno de lo contrario los que llevan la batuta en los hogares venezolanos seguirán con la cabeza caliente esperando el día de mañana para resolver o lo que lamentablemente esta sucediendo ya en muchas comunidades…..la migracion se a convertido en un fenomeno….es una prioridad retomar el cimarronaje economico planteado el año pasado en El Mango de Ocoyta. Es necesario que algunos dirigentes no exiban groseramente sus riquezas que no se saben de donde de provienen….es justo y necesario Nico…cambiar las reglas del juego, relanzar las empresas socialista con gente creible y no oportunistas….Nico tienes la palabra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s