Acerca de @afroideologi

Pensamiento, Convicción y Acción Social

INCERTIDUMBRE Y DOLARIZACION COTIDIANA

Minientrada


5628DB07-D42E-417C-97D6-6E83CE0AB006
Por: Jesús Chucho García 
El confinamiento, en gran parte, producido por el Coranavirus,  a nivel mundial, aun no logra convencernos de que las cosas han cambiando para la mayoría de la humanidad, sobre todo para aquellos que siempre han estado en una linea muy delgada y sensible, casi invisible  entre la pobreza, la miseria y la muerte.
Esta pandemia afecta en menor proporción a los ricos, a los empresarios de alto nivel, a las altas jerarquías políticas, religiosas y militares. “Ellos” están bien. NO tienen de que preocuparse pero si ocuparse de como estan las bolsas, los precios del oro, coltan y cacao para seguir disfrutando sus buenas vidas sobre un cementerio de cadáveres o sobre un deposito de enfermos en hospitales donde no existen “recursos”, en la mayoría de los casos, para atender a los mas necesitados. El mundo es injusto.  Los menos favorecidos ya no pueden trasladarse de un sitio a otro, bien sea nacional o internacional. Cada día las poblaciones, caso concreto en la Republica Bolivariana de Venezuela están mas aislada por el alto costo del transporte y de la comunicación telefónica e internet. Para muchos resulta contradictorio de que al transnporte publico se le haya exonerado la gasolina,  precios bajos para cauchos y respuestos, pero no bajaron el precio de los pasajes al contrario para algunas rutas fueron aumentadas exageradamente.
DOLARIZACION COTIDIANA Y SINDROME DE DISOCIACION INDENTITARIA.
Unos de los grandes problemas de gobernabilidad en Ecuador y el El Salvador, fue la debilidad financiera, cuando mandaba Rafael Correo del Partido Revolucion Ciudadana o en El Salvador en los tiempos que ejercía la magistratura Salvador Sanchez del Frente Farabundo Marti. Haber aceptado el dolar como moneda nacional, la cual no se fabricaba en ambos países, termino desestructurando su soberanía financiera nacional.
El Dolar, una moneda que ni siquiera tiene el respaldo que tiene el Bolivar por las reservas mas grande del planeta en petróleo, o Coltan, oro o diamante, se ha ido imponiendo como la moneda de todos las y los venezolanos. El Bolivar ha sido ya devaluado y ha perdido su valor real. Hoy no existe un lugar de la Republica Bolivariana de Venezuela donde la dictadura del dolar se haya impuesto. Vas al medico son tantos dolares, vas a Tacarigua de la laguna a comprar pescado…te dicen tanto en dólares, vas comprar una mano de cambur un dolar, y así esta sucediendo la cotidianidad. Ahora bien muchas veces el dolar baja debido al vaiven de la fragilidad financiera internacional, pero los productos de la cesta cotidiana “pa metete algo al saco” no bajan, al contrario suben demostrando una inflación lambucia, incontrolada por el Estado que afecta a los venezolanos de a “pie”.
La dolarización se ha convertido en un “do”lor” de cabeza para la mayoría de las y los venezolanos que sus salarios no se corresponden con la inflación. Algo no esta funcionando bien en las políticas financieras y soberanía alimentaria, ni en la producción de medicina, ni en la tecnología.
Mas alla de que el bloqueo estadounidense contra Venezuela es una realidad, que no deja de ser una obsesión, un capricho, donde sus experimentos como Juan Guaido no les ha dado resultado como lo acaba de reconocer Jhon Bolton (exagente de la CIA), pero debemos tener muchísimo cuidado que el imperio no esta “alla¨, esta ya “aqui” y en la practica ha sido una estrategia “sutil” que comienza por la disociación identitaria del venezolano despreciando al Bolivar, pues no vale nada….y esto no es viejo pues en un momento determinado del proceso le comprabamos al “imperio” mas de quince mil millones de dólares anuales en baratijas que luegoeran exhibidas no solo por la burguesía proyanqui sino por muchos altos representantes gubernamentales que aun anda en ese proceso de Bolivarianismo-chavismo pa’ fuera e imperialismo pa” dentro. Un dicho africano (yoruba) dice  “muchas palabras no llenan un cesto”, ya que por mucho que digas soy antiimperialista pero si en la practica habla como imperialista, consume como imperialista, usas las marcas de ropa, zapato, teléfono que el imperialismo te persuade a usar que eres entonces?…de ahí que muchas palabras no llenan un cesto. El coranavirus nos llama a estar alerta ante un fantasma que recorre el país la disociación identitaria y el amor al dolar.
CHU CHE RIAS
——Las quejas que nos llegan son a granel..me escriben….quien del gobierno me explica..porque si le dan gratis la gasolina a los transportista, porque estos aumentaron el pasaje arbitrariamente  Caracas San Jose un millón…nojoda si yo gano menos que eso mensual…no puedo ir a hacer diligencias ni gestiones a Caracas….el gobierno debe regular los precios de los pasajes Ya…eso puede ser una bomba tiempo.
——-La locura de los precios de las medicinas en una farmacia si tienes suerte puedes conseguir un “remedio” a 300 mil pero no hay y en la que hay esta a 800 mil…..se esta perdiendo el control en las pocas cosas que la gente puede adquirir para la salud.

LA PANDEMIA ES LA EXCEPCIÓN, EL RACISMO LA REGLA

Minientrada


B85507A8-E572-4E15-B4A3-582783DDA29E

Declaración de la Diáspora Africana de la Argentina (DIAFAR)

Si bien no es posible hacer un análisis local apartado de la realidad regional, y sobretodo del carácter sistémico que implica el racismo a nivel global, no deja de ser pertinente visibilizar las problemáticas en cada uno de nuestros países. Un análisis comparativo que aporte a una solución colectiva de articulación latinoamericana.

La Argentina tiene la particularidad de cultivar un racismo que es negado históricamente, ignorando la existencia de su población afrodescendiente. Cuando se admite la presencia de negros, se reconoce sólo a los extranjeros, por lo tanto se produce una extranjerización sobre los afrodescendientes argentinos. El poder blanco argentino se encargó, desde tiempos coloniales y a partir del nacimiento mismo de nuestro Estado-Nación, de omitir el proceso esclavista e invisibilizar al pueblo negro. Bajo el mito fundante que contrapone “Civilización y Barbarie”, nace el racismo criollo. Los representantes del positivismo en nuestro país comenzaron a construir el mito cimiento de nuestra identidad nacional sobre la inexistencia de la negritud en la Argentina. Únicamente así se puede sostener, hasta el presente, que todos los argentinos son blancos. De cara a la colonia y con los ojos puestos siempre en Europa, se construye un Estado profundamente unitario con un poder centralizado en Buenos Aires, “la París latinoamericana”, la ciudad-puerto punto de ingreso de africanos y africanas esclavizados y acceso a la ruta de la Plata hacia Potosí.

Yendo al presente, si bien en la Argentina la acertada decisión política del gobierno nacional de una cuarentena anticipada y un aislamiento social obligatorio provocó hasta el momento una curva de contagios que pudo ser controlada y extendida en el tiempo para no provocar una saturación del sistema sanitario, lo que no pudo frenarse son los problemas estructurales pre-existentes al brote epidémico. Como se plantea en el Manifiesto ARAAC de mayo pasado, “las condiciones previas de desigualdad se potencian en la crisis del covid-19.“

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de nuestro país (INDEC), hacia fines de 2019 en la Argentina un 35,5 % de la población estaba por debajo de la línea de pobreza, alcanzando un 40 % en la Capital. A su vez, el desempleo llega a un 8,9% hacia el cuarto trimestre de 2019, estimándose que la informalidad laboral llega a más de un tercio de la población en actividad. A esta situación pre pandémica se suma, como sucedió a nivel global, la parálisis productiva provocada por las medidas sanitarias adoptadas. Así es como el PBI de todos los países tendió a la baja con respecto a lo que estaba proyectado antes de la pandemia. Siguiendo al INDEC, cuando consulta cómo espera la evolución de la demanda interna para la industria manufacturera durante el período mayo-julio de 2020 respecto al período mayo-julio de 2019, se estima que disminuirá en un 75.5%. Podemos tomar este o tantos otros índices que indican una baja en la actividad económica para lo que resta de este año. Desde el Estado frente a la crisis se tomaron algunas medidas paliativas y si bien algunas en la práctica cumplieron sus objetivos, otras demostraron ser insuficientes no alcanzando a todos los afectados. Como si esto fuera poco, el gobierno argentino se encuentra en medio de una negociación de su deuda externa con distintos acreedores. Dada la envergadura de la crisis económica heredada de la administración anterior, la deuda tomada en los últimos cuatro años y los vencimientos a afrontar, la economía argentina queda entonces en pausa, atada a la definición de dicha negociación. Y mientras la economía para, el racismo continúa.

Debido al proceso de negacionismo e invisibilización anteriormente expuesto, una de las características del racismo en Argentina es la falta de estadísticas sobre la comunidad afrodescendiente en particular. No existen variables raciales que puedan ser cruzadas con las variables económicas ni con las variables demográficas, y por tanto puedan desarrollarse políticas públicas adecuadas. Una deuda pendiente más del Estado. De todos modos existen experiencias de Observatorios que recientemente comienzan a incluir las variables étnico-raciales. Se desprenden al menos dos datos pertinentes, por un lado la falta de conocimiento por parte de la población sobre su identidad racial que llega casi al 88% de los encuestados. En segundo término, la brecha salarial entre negros y blancos. “Mientras que en el total de encuestados quienes perdieron ingresos representan el 38,9%, en población indígena ese número asciende a 45,9% y en población negra o afrodescendiente a 48,6%.”

Durante los primeros días de aislamiento social obligatorio se difundieron por las redes sociales y después se formalizaron, denuncias de numerosos casos de abusos policiales en distintos lugares del país. Los primeros casos se produjeron en contextos de cumplimiento del aislamiento; luego se comenzaron a suceder casos que mostraban indicios de detenciones arbitrarias y perfiles raciales. Entre ellas podemos destacar la desaparición y asesinato de Luis Espinosa en la provincia de Tucumán. En la provincia de Chaco se realizaron diferentes operativos en los que fueron objeto de la violencia policial los integrantes de una comunidad Qom. Así como Estados Unidos se vió  sacudido por el asesinato del afroestadouniense George Floyd a manos de las fuerzas represivas estatales el pasado 25 de mayo, podemos ver que en nuestra región los abusos policiales contra la población no-blanca tampoco cesaron durante la cuarentena.

En nuestro país, el foco principal de la pandemia se centra en el Área Metropolitana de Buenos Aires con un 90 % de los casos confirmados, donde a su vez se concentra el mayor número de barrios populares (villas de emergencia) cuyos habitantes, mayoritariamente no-blancos, no acceden siquiera a los servicios básicos de red cloacal o agua corriente indispensables para combatir al virus mediante la higiene personal. A ello se suma el hacinamiento que provoca la crisis habitacional existente en el aglomerado urbano. Por nombrar uno de los casos más ejemplares y lamentables: en la Villa 31, fueron múltiples las denuncias con respecto a la interrupción del suministro de agua y la falta de una solución para el aislamiento de las personas infectadas y/o casos sospechosos. Ramona Medina, referente barrial y comunicadora social denunció la falta de agua en el barrio. El racismo estructural, una vez más, se cobró la vida de un cuerpo racializado, una mujer negra quien contrajo el coronavirus después de varios días sin agua y murió luego de 3 días internada.

Como conclusión, la pandemia sólo saca a la luz los problemas estructurales inherentes al capitalismo, los mismos que provoca y necesita para perpetuarse. Un sistema que se permite dejar a millones al margen, un sistema que reproduce la supremacía racial y patriarcal como engranaje en pos de dar sustento y ganancia a unos pocos privilegiados. No es entonces llamativo que sean justamente los países más alineados al modelo neoliberal quienes más contagiados presenten, con el imperio de Trump y el Brasil de Bolsonaro a la cabeza. Un indicio más para tomar conciencia de la situación de emergencia en la que los pueblos racializados viven, una oportunidad también, en tiempos donde se corren todos los límites, para repensarnos, reconstruirnos y, por qué no, cambiar lo establecido y la normalidad tal como la conocemos.

EL RACISMO ES LA PANDEMIA DE MAS LARGA DURACION EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

Minientrada


5731F1BB-9E0D-4DDA-9F0E-EF81E451071C

Por:Jesús Chucho García

La humanidad a través de su historia a sufrido de pandemias que con el tiempo se han buscado las curas exitosamente a media pues se han reproducido en diferentes momentos históricos, y otras exitosamente transitoriamente. La que hasta ahora no a tenido cura es la pandemia del racismo.

Entre las grandes pandemias corporales hasta ahora registrada, según datos de la Organización Mundial de la Salud se encuentra la peste bubónica que algunos la racializaron llamándola peste “negra”, la cual se ha dado en tres momentos históricos comenzando en el siglo VIII, dejando en esa época 75 millones de muertos, luego reapareció en China en 1959 dejando 12 millones de muertes y por ultimo en Cuba y Puerto Rico en 1914.

La viruela fue otra pandemia que pese a las vacunas aun sigue vigente, en mi caso particular recuerdo que me contagie en Barlovento y me explotó en el cuerpo cuando llegue a Cotonou, Benin, Africa en 1994, en el marco del lanzamiento del Proyecto La Ruta del Esclavo de la UNESCO. Alla me curaron con medicina tradicional. La viruela deja marcas en el cuerpo, aun conservo algunas cicatrices. La viruela mientras no se le conseguía vacunas preventivas alcanzo la cifra de trescientos millones de personas. Sarampion, fue otra pandemia que dejo a su paso doscientos millones de muertos. Contra la viruela existe la vacuna pero aun se mantiene como la fiebre amarilla, tétano, Tifus en muchas zonas rurales alrededor del planeta.

En estos días, al parecer el COVID 19, se habla de la Gripe española la cual se expandió en el marco de la primera guerra mundial, llegando a casi todo el planeta, incluyendo Venezuela. Esta gripe se calcula que dejó a su paso entre 50 y 100 millones de muertos, aun la gripe persiste en el siglo XXI. El Virus de inmunodeficiencia Humana (VIH) conocido como Sida apareció en Africa en 1985, específicamente en Congo Brazaville, coincidiendo como mi trabajo de investigación que hacia en ese país y al cual se trasladó la Organización Panaficana de la Salud, Instituto Pasteur para tomar pruebas, encabezada por Virologo, premio Nobel (2008) Luc Montagner.El Sida tiene en su presencia nivel mundial veinticinco millones de muertos. El Ebola en Africa lo vimos llegar en las fronteras de Mali, cuando cumplimos misión diplomática allí en el año 2014.

¿RACISMO UNA PANDEMIA QUE NO TIENE CURA?

El racismo, enfermedad de denigración humana que tuvo su epicentro con el inicio del capitalismo mercantil, teniendo como punto de partida el año 1492 con el mal llamado descubrimiento de America. La justificación de la invención del racismo fue con fines de explotación de unos seres humanos con ansias de poder y acumulación de capital sobre otros. Esos “otros”, según Inmauel Kant en su texto “lo bello y lo sublime”, eran los africanos ricos en melanina, por la pigmentación de su piel negra o a los indigenas de las Américas o a los amarillos de Asia. Se trataba de la expansión del capitalismo y con ello el surgimiento, según Kant y Hittler y ahora Trump, de razas inferiores y razas superiores, de espíritus malignos (africanos, indigenas y asiáticos) según la iglesia católica apostólica y romana. De ahí en adelante se crean las teorias raciales (Joseph Gobineau) de inferioridad intelectual para los afros y coeficiente intelectual alto para las personas de baja melanina (blancos). Lo mas terrible de todo estos es que justificó el secuestro de cerca de millones de africanos para convertirlos en negr@s en las Américas, como una pieza mas del engranaje productivo de las plantaciones de caña de azúcar, añil, tabaco, minas o haciendas de cacao. Con esos argumentos se justifico la esclavitud, la discriminacion, la desigualdad social. Desde 1492 a esta fecha pese a tres conferencias universales contra el racismo (1978,1983, 2001) acompañada de leyes, convenciones internacionales así como tres decenios, el racismo no a perdido su base estructural de exterminio, tortura, encarcelamiento, empobrecimiento, la falta de oportunidades entre otros aspecto. Esa pandemia ha dejado cicatrices pues los latigazos corporales continuan, los linchamientos en pleno siglo 21 se han agudizados. Esta es una enfermedad sin cura, algunas veces sufre de metamorfosis y pasa desapercibido y brota de nuevo en violencia, en exclusión y desprecio.

Ningún país del mundo escapa a esta pandemia….el racismo ha sido una mentira de la supremacia banca…como dice una oración africana …”Una mentira puede matar mil verdades” …De alguna manera tendremos que prepararnos para responder ojo por ojo diente por diente venga el racismo de donde venga.

CHU CHE RIAS

——-LA PANDEMIA COVID 19 y la Violencia Racial están derrotando a Donald Trump. Las contradicciones en las entrañas del monstruo se siguen agudizando desde expresidente, la diferencias con el pentagono, así como el distanciamiento, no por el coronavirus, que han tomado Alemania y Francia ante las locuras de Trump.

———-El racismo es una cicatriz imperceptible que llevamos en el alma. Duele que jode cuando matan por exterminio racial a un o una afrodescendiente en cualquier parte del planeta.

———Las comunidades afrovenezolanas deben seguir con el protocolo de seguridad, el virus aun no nos a afectado como otro sectores de la sociedad, pues imaginemos por un momento que este virus crezca vertiginosamente no hay recursos suficientes entre otras cosas porque la producción de cacao que sale de nuestra región por los diferentes compradores, incluyendo al estado, la plusvalía generada por eso altos precios que se venden al exterior no regresan a manos de los productores ni para una aspirina. El productor que se joda. Hay que cambiar las reglas del juego, el intercambio es totalmente desigual es la reproducción del capitalismo salvaje y eso no lo planteo Hugo Chavez Frías. Están violando el principio ético de Chavez “dar la mayor felicidad posible al pueblo.”